Restyling en el Castillo de Salou

 

Una casa puede cambiar variando algunos detalles, sin hacer grandes obras, está fue una de ellas.

 

Hay que sacarles partido a las cualidades de las casas, en este caso lo mejor eran las vistas al mar Los espacios nos transmiten, en este que os presento, lo que sentí cuando se terminó, fue tranquilidad, descanso, relax, la luz, el mar, la claridad, el color blanco de las paredes, cortinas, solo destaca el azul del sofá que al verlo por delante del mar…. Se pierde en él, un ambiente así te invita a reflexionar, pensar… prueba de rodearte de ambientes Zen, ¡¡¡¡son buenos para nuestro interior!!!!

 

La casa ya tenía unos años, había habido una anterior reforma, pero desde hacia 18 años no se había hecho gran cosa. La casa estaba impecable, pero le faltaba un aire nuevo.

 

Empezamos con la mesa de la cocina comedor, y acabamos con la encimera de los muebles de cocina, inducción, campana….  luego las puertas, que se lacaron de nuevo, retapizamos  los sofás, con sus correspondientes cojines, alfombras, cuadros, iluminación, la verdad es que el resultado me encantó, un cambio fantástico que le dio al apartamento otros tantos años de estilo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?