Proyecto de interiorismo dormitorio y estudio infantil en ático en Cambrils

Proyecto de interiorismo dormitorio y estudio infantil en ático en Cambrils.

Repartiendo los metros cuadrados de una vivienda

Los metros cuadrados en una vivienda se reparten según la categoría de los espacios, lo habitual es que el salón comedor se lleve la mejor parte, luego el dormitorio principal, baños y cocina.

El dormitorio infantil

Siempre hay un dormitorio un poco justo, con pocas posibilidades mientras los niños son pequeños, parece que todo cabe, hasta sobra sitio, pero en cuanto empiezan a crecer, todo mengua y hay que empezar a pensar de donde sacar algún metro más.

En este proyecto teníamos que intentar sacarle el máximo partido a los seis metros cuadrados del dormitorio donde la pequeña de la casa dormía, entre pilar y pared colocamos unos estantes, debajo de estos arrancó una cama nido y a los pies de esta una cómoda cuyos cajones se abrían por la parte frontal de la cama, tenían mucha profundidad ideal para guardar zapatos, bolsas de deporte y juguetes, el armario estaba empotrado por lo que el dormitorio estaba completo.

Poco a poco la peque fue creciendo y las necesidades aumentaron, zona de juegos y estudio eran el siguiente objetivo.
El dormitorio daba a una terraza de buenas dimensiones, concretamente 18 m2, esta la compartía con el dormitorio principal, decidimos dividirla con un muro y encima hacer un cerramiento de aluminio rodeando todo el espacio.

Los cerramientos de aluminio son la solución perfecta para que una zona exterior que en algunos casos no se le suelen sacar mucho partido, se convierta en un espacio habitable y ayude a agrandar una estancia o hacer una de nueva, hay que aislarlos bien, que tengan puente térmico para que no se produzca condensación.

Pusimos el mismo suelo que en toda la casa, parquet en tonalidades grises e hicimos los muebles a medida, armario, escritorio y una serie de armarios de la misma altura que el muro con mucha capacidad, finalmente un arcón que vestimos con cojines.

Todos los muebles tanto los de la primera fase como estos últimos, los hicimos de melamina, tenían que ser resistentes y poco delicados así que nos decidimos por este material, es duro y resistente, así como para la limpieza ya que se pueden usar productos fuertes y agresivos, la podemos encontrar con multitud de acabados pero en este caso nos decidimos por el blanco, para espacios pequeños este es el color mas acertado. Instalamos aire acondicionado y un radiador y cubrimos toda la zona acristalada con screens de fibra de vidrio, estos nos iban a ayudar a tamizar la luz y regular la temperatura interior.
Conseguimos un espacio agradable, funcional y con todo lo necesario para que Min pueda seguir creciendo.