Es curioso como van cambiando las propuestas de dormitorios para los niños de 1 a 6-7 años.

Hasta hoy, lo habitual era el moisés que daba paso a la cuna y esta a la cama. En algunos casos la propia cuna se transformaba en cama de medida pequeña, hasta llegar a los 6-7 años. Y entonces se cambiaba a la infantil de medida estándar de 90×190. Esto se daba porque la habitación se iba adaptando al pequeño que iba creciendo.

Hoy, reflexionamos algo más sobre este tema y entra la filosofía Montesori, sus principios: orden, estética, interés y objetivo.

Basados en estos principios los fabricantes de mobiliario infantil han adaptado sus muebles a esta forma de experimentar y aprender desde el primer minuto.

Las camas a su altura, es decir, al suelo, los muebles como armarios, librerías, zona de juegos, de lectura… pensados para que los niños sean autosuficientes. Con el fin, de que aprendan a ordenar su ropa, sus juguetes, recoger la cama y en definitiva tener su espacio sin depender de nadie para el día de mañana ser personas fuertes y organizadas.

× ¿Cómo puedo ayudarte?