Los sofás cama son habituales en las suites de los hoteles o en segundas residencias, o simplemente para salitas que se pueden transformar en dormitorio de invitados. Los hay de todas las medidas, una y dos plazas y tipos de apertura, los más conocidos son los de libro, acordeón y sistema italiano.

LIBRO, este es ideal para los salones donde, mirando el sofá de frente tengas menos espacio hacia delante que hacia los lados, esta forma de transformar el sofá en cama precisa de medias a lo largo o sea de brazo a brazo, el hueco que nos quedará será el largo de la cama, muchos de estos sofás no tienen brazos, así se pueden ajustar más las medidas, y con 190cms de largo y 160cms. de ancho ya tendrías una cama doble.

ARCORDEON, este sistema lo encontramos en sofás que tienen poca estructura, suelen ser bloques de visco que se van doblando hasta quedar en forma de sofá estos son idóneos para los sofás cama de 1 plaza.

SISTEMA ITALIANO, Este para mí , si hay el espacio suficiente, necesitaríamos 200x230 , es el más cómodo, ya que su apertura deja todos los cojines del asiento y respaldo del sofá debajo de la cama, por lo que no hay que repartir por toda la estancia los cojines del sofá que no son pequeños.

En el apartamento de estudiantes de mis hijos, les puse uno de ellos y opté por el sistema italiano, y es super cómodo, tanto de abrir y cerrar como para dormir, es evidente que un sofá cama, nunca será un sofá 10 ni una cama 10, pero es perfecto para que lo use , el que viene de paso a nuestra casa.