Las paredes son parte esencial en la construcción de una vivienda, gracias a ellas podemos distribuir los espacios.

Todo evoluciona y la vida en las viviendas también ha cambiado, la tendencia es tener las mínimas paredes, pero las que hay, suelen ser importantes. En muchas casas las queremos hacer protagonistas y entonces hay que usar la decoración vertical. Esta puede ser, des de un papel pinado (del cual hablamos en una de mis entradas en el blog), entelar, tapizar, cuadros, espejos o simplemente elementos decorativos que nos llamen la atención, que nos enamoren.

Otra posibilidad es el tapizado de paredes, es la opción que hoy por hoy, menos se usa, ya que el papel pintado y toda su evolución ha sustituido en gran medida al tejido… por practicidad y limpieza.

Los cuadros y espejos los podemos presentar de forma individual o en grupo. El collage seria la opción que hoy en día está más presente. Podemos mezclar solo cuadros con una misma temática, cuadros totalmente diferentes, solo espejos o lo que es más divertido, mezclarlo todo, tanto cuadros como espejos.

Y finalmente, estos objetos que os he comentado, me refiero a máscaras, tapices, macramé, objetos singulares, o que tengan historia…  Algunos de ellos son muy específicos, según que zona se habite. Por ejemplo, en las zonas de mar puede ser una vela de barco, un ancla, una red, un timón… En zonas de montaña, los cuernos de una cabra, unos troncos… En definitiva, ¡Todo lo que nos hace sentir bien!