Es noviembre, se respira el otoño y lo sabemos por el color de las hojas secas que cubren las calles, regalándonos un panorama encantador. Y, gracias a los colores ocres y marrones que nos regala esta época, nos ha venido a la cabeza Marruecos, un país inspirador y conocido por sus texturas. Nos hemos propuesto perdernos entre sus calles laberínticas y hemos encontrado tejidos y texturas que podrás apreciar en las alfombras artesanales que hemos seleccionado una a una y que encontrarás en la tienda de decoración. Esta temporada en La Caseta de la María apostamos por una decoración cálida y acogedora

Las alfombras forman parte de la casa y hasta del exterior, para porches o grandes terrazas. De éstas ya os hablaré en primavera, ahora vamos a las de interior: las hay de muchos estilos y materiales.
Los textiles pueden ser naturales, como: las lanas, las sedas, el lino, las chenillas, los yutes… o sintéticos. Estos últimos en las casas donde hay algún alérgico pueden ser una buena opción para poder disfrutar de la calidez de una alfombra, ya que no absorben el polvo como los tejidos naturales

En cuanto al dibujo, pueden ser: estampadas, bordadas, lisas, con dibujos geométricos o florales. Las alfombras estampadas os aconsejo las uséis en ambientes de estilo sobrio, con gamas cromáticas neutras, sin grandes contrastes. Con ellas daréis un toque de color, aportarán alegría y crecerá la personalidad del espacio. Por el contrario, en espacios donde los acabados, materiales y tapicerías sean más coloridos, os aconsejo las lisas o geométricas, coordinadas con los colores del espacio, en las paredes, en los cojines, en las pantallas de las lámparas… 

En cualquier caso no puede faltar una alfombra en casa, como felpudo: en el recibidor, en los pasillos y distribuidores, dormitorios, salones, cocinas. Éstas últimas serían vinílicas, prácticas y fáciles de limpiar, ideales para zonas de la casa donde suele haber más tránsito. Si te animas y quieres una de ellas, ven a vernos y te asesoraremos.